Cómo hacer una mesa para la huerta

 

Nuestros amigos de Bricomanía nos enseñaban el pasado domingo a hacer una mesa sólida, práctica y decorativa, complemento perfecto para una huerta o un jardín. Como peculiaridad, han empleado como patas unas sencillas ramas, y como garantía para su cuidado y prevención de los efectos de la intemperie, han recurrido, una vez más, a nuestros productos  Xylazel.  ¡Te lo contamos todo a continuación!

 

Martes, 21 Mayo, 2019
Material necesario para ponernos manos a la obra: unas ramas para las patas y un tablero alistonado de unos 20 centímetros de grosor. Además necesitaremos un grifo, una pila y un cubo para el orgánico. 
 

Empezaremos sacando del tablero alistonado la encimera, los travesaños y la balda. Marcamos y cortamos las piezas empleando la sierra circular. Es conveniente utilizar una guía para conseguir mayor precisión. 

Cortamos las ramas que harán de patas con la sierra de calar y una hoja extra-larga para madera.


Unimos dos patas con travesaños que los fijaremos con unos tirafondos. Hacemos lo mismo con las otras dos patas.

Con los dos conjuntos de patas ya preparados, los unimos con más travesaños y tirafondos. Atornillamos también los listones de apoyo para la balda inferior.

Colocamos la encimera sobre la estructura, dejando un vuelo de 14 centímetros en los laterales y 7 centímetros delante y atrás, y la fijamos con tirafondos. Éstos últimos deberán ser lo suficientemente largas como para amarrar bien, pero sin que sobresalgan.

Para poder instalar el grifo, necesitamos dos tipos de agujeros en la encimera: uno para el desagüe, que la haremos utilizando la sierra de corona y otros para fijar el grifo. En este caso, usaremos el taladro provisto de una broca para madera de Ø 10 mm.

Utilizando la misma herramienta, hacemos los rebajes en las esquinas de la balda inferior para que las patas encajen bien. Con la balda ya puesta, repasamos la superficie de madera con la lijadora y una hoja de lija de grano medio. Después, retiramos el polvo producido al lijar con un paño o papel.


Es el turno del acabado. Aplicamos primero Xylazel Fondo WB Multitratamiento, un tratamiento preventivo-curativo de insectos xilófagos como las termitas y la carcoma y un estupendo fungicida contra los hongos de pudrición y del azulado.  ¡Nos ayudará a conservar la madera en prefecto estado durante mucho tiempo!

 


Transcurrido el tiempo de secado que nos indica el fabricante, le damos una pasada de Xylazel Lasur Protector Hidrofugante,  un lasur acrílico hidrófugo al agua, que forma sobre la superficie de madera una capa protectora con efecto hidrorrepelente y que dejará nuestra mesa completamente protegida de los efectos de la intemperie como a lluvia, la humedad y los rayos del sol.


Una vez que el producto se haya secado, ponemos el grifo en su posición y lo sujetamos con sus correspondientes tornillos.  Acoplamos el tubo del desagüe, montamos éste último y lo introducimos en la pila. Ya podemos instalar el fregadero en su sitio.Finalmente, colocamos la tapa con unas bisagras de acero inoxidable y ponemos debajo el cubo que más nos guste para echar el orgánico.


¡Ya tenemos nuestra nueva mesa en la huerta perfectamente instalada! Un elemento funcional y decorativo, que aporta al espacio un encanto personal y único, con la protección y el cuidado de Xylazel.