Cómo pintar un portón metálico

Jueves, 30 Agosto, 2018

En esta época del año merece la pena reservar un poco de tiempo y preparar las estructuras metálicas del exterior. Con la ayuda de nuestro producto Oxirite 10 verás que es muy fácil, ya que lo podemos aplicar directamente sobre el óxido, rápido, porque seca en una hora, y sobre todo duradero, protegerá el metal durante diez años.

Para mostrártelo nos hemos decidido por arreglar un portón metálico, que en pocos pasos ha quedado como nuevo y con un acabado de profesional.

  1. Antes de empezar a pintar, y para que nuestro trabajo de pintura sea lo más eficaz posible, es muy importante preparar el soporte. Primero debemos librarnos de todo el polvo y suciedad, como grasa y otros residuos que pueden afectar a la adherencia del producto. Pasaremos una lija por toda la superficie para mejorar la adherencia. En los puntos donde hay pintura suelta usaremos un cepillo metálico para eliminarla, también en las zonas muy castigadas por el óxido. Aprovecharemos para eliminar los goterones de pintura que hayamos heredado de pinturas antiguas con una espátula y la ayuda del cepillo metálico. Una vez hecho todo esto pasamos un cepillo para eliminar los residuos.
  2. Con la pieza limpia y preparada, comenzamos pintar. Hay que recordar que en metales no férricos, como el aluminio, se debe aplicar una imprimación previa. Oxirite 10, a diferencia de otras pinturas, no se debe agitar, sino que debemos moverla de abajo hacia arriba, ya que de lo contrario destruiríamos su estructura de tipo gel, que evita los descuelgues y facilita la nivelación para dejar un acabado uniforme. Una vez lo estemos aplicando como cubre perfectamente el hueco dejado por la puntura suelta, y deja un acabado homogéneo sin goterones. Cabe recordar, que en los lugares más expuestos, como la parte inferior de la puerta, debemos de insistir más en la aplicación.
  3. Cuando terminemos el trabajo de pintura esperaremos una hora a que seque, para aplicar la segunda capa, la cual debemos dar en las 8 horas siguientes, ya que después se inicia el proceso de curado y tendremos que esperar 15 días para dar la siguiente capa, cuando finaliza el curado. La segunda capa debemos darla con la misma atención y cantidad que la primera, a pesar de que nos parezca que solo se está aportando color.
  4. Una vez acabado el trabajo, limpiaremos los útiles con Oxirite Disolvente, que está especialmente formulado para Oxirite 10.

Ahora solo queda disfrutar del resultado y olvidarte de restaurar la puerta en diez años. Recuerda que dispones de trece colores para elegir Blanco, Negro, Gris Plata, Gris Perla, Verde, Verde Musgo, Verde Oscuro, Azul, Rojo, Rojo Carruajes, Marrón, Amarillo, Magnolia.

 

Categoría: 
Hazlo tú mismo