Cómo pintar con esponja para matizar los colores

Cambiando la brocha o pincel por una esponja, puedes aportar a tus muebles un acabado con colores matizados y una curiosa textura.

Lunes, 29 Mayo, 2017

Consiste en pintar la superficie con una esponja, dando toques para conseguir un efecto suave sin brillos. Te permitirá disimilar pequeñas imperfecciones o grietas de la pieza, sobre todo combinado varios colores.

Puedes conseguir muchos acabados aplicando la pintura chalky finish con esponja, degradar el color usando esponja, texturizarlo o pintar directamente.

Para pintar con esponja un mueble de madera, carga una esponja con la pintura y color elegido y retira el exceso sobre un papel. Aplica la pintura sobre el mueble dando ligeros toques o con suaves movimientos circulares. Deja algunas zonas sin cubrir del todo para que se aprecie a textura de la esponja. Repite el mismo proceso con el otro color escogido para obtener un efecto desgastado.