Guía para identificar los insectos xilófagos

Guía para identificar los insectos xilófagos

Carcoma grande
Hylotrupes bajulus. Presente prácticamente en toda Europa. Tanto la larva como el insecto adulto tienen más dos centímetros de longitud. Aprovechan grietas, fisuras y antiguos orificios de salida para depositar grupos huevos. En las primeras etapas larvarias, excavan galerías próximas a la superficie en la albura de coníferas como el pino y el abeto. Las galerías son de sección oval, tienen un centímetro de diámetro y están llenas de detritus muy fino y fuertemente compactado. El periodo larvario puede variar entre cinco y once años

Carcoma Grande

Carcoma pequeña
Anobium punctatum. El insecto adulto es de forma redondeada y alargada, de color marrón oscuro a negro, de   3 a 5 mm de longitud. La cabeza aparece tapada por la parte superior del tórax en forma de capucha.  La larva de una longitud de 5 a 7 mm con el cuerpo de color blanco, segmentado y arqueado con 3 pares de   patas diferenciadas próximas a la cabeza.

Los adultos, emergen en primavera/verano. Las larvas permanecen en la madera de 1 a 3 años, alimentándose dentro de la misma.

Madera afectada: Albura y duramen de coníferas y frondosa. Síntomas del ataque: Galerías circulares rellenas de serrín fino y granulado. El orificio de salida es redondo de 1,5 mm de diámetro. Existe otra especie de la misma familia, Xestobium rufovillosum que únicamente ataca a frondosas y es de mayor tamaño

Carcoma pequeña

Carcoma del  roble o polilla del parquet
Lyctus bruneus y L. Linearis. Insecto adulto: Forma alargada, de color marrón oscuro de   3 a 6 mm de longitud. Con la cabeza separada del tórax. Larva: Con patas diferenciadas, blanca con el cuerpo de 5 a 7 mm segmentado y curvado. En el último segmento presenta una marca ovalada de color marrón. La larva permanece en la madera de 6 meses a 1 año. Madera afectada: Albura de   frondosa (Roble, fresno). Síntomas del ataque: Galerías circulares (0,8-1 mm) rellenas de serrín muy fino. El orificio de salida es redondo de 1mm de diámetro.

 Carcoma del  roble o polilla del parquet

Termitas 
Reticulitermes lucífugus: Generalmente este tipo de termitas accede al interior de una edificación a través de los muros o maderas en contacto directo con el suelo. Las zonas húmedas próximas a desagües, las redes de abastecimiento en mal estado o una falta de drenaje del terreno, favorecen la presencia y penetración de estos xilófagos. Desde el nido subterráneo, situado a veces a gran distancia del edificio atacado, las termitas construyen canales o túneles que se distribuyen y ramifican por toda la edificación, llegando incluso a las cubiertas.  Normalmente estos túneles discurren a través de los muros y por el interior de los elementos de madera (forjados, armaduras de cubierta, elementos fijos de carpintería, etc.), en donde se alimentan. En ocasiones, debido a su carácter lucífugo, realizan unas construcciones aéreas en forma de estalactitas colgantes o canutillos adosados a las paredes, por los cuales se desplazan en busca de nuevas fuentes de alimentación. Estas formaciones son de color marrón claro u oscuro y están compuestas por una mezcla de barro y celulosa aglutinada entre sí.

Termitas